miércoles, julio 04, 2007

El PP GANA. EL OPUS GOBIERNA

(Publicado en el PAIS 4/7/09)

El Opus le ha ganado la batalla a los valencianos, a los que no votaron PP, y a una inmensa parte de los que votaron, se la ha ganado, por tanto, a una parte del propio PP. Y se la ha ganado a la modernidad, tan manida en los últimos discursos de Camps, y sobre todo, al Progreso.
Tanta campaña exitosa vendiendo proyectos y valencianía envueltos en celofán de progreso con lacitos de ilusión. Tantos discursos de: "...Somos los mejores, y antiguo el que lo niegue...". Tanta admiración, devoción y autosatisfacción, en los últimos discursos del nuevo-viejo presidente, pronunciados ante las Cortes Valencianas en los últimos días, para acabar entregando los votos del PP a la Obra, al Opus, que es quien ha ganado el Consell; unos con denominación de origen conocida, otros con denominación discreta o aún de meritorios, qué mas da.
El Consell que nos ha presentado Camps ha revestido en sus preliminares una especie de liturgia vaticana de aprendiz. Sin chimenea en el Palau de la Generalitat, sin paja que quemar, porque seguramente el proveedor ya no la sirve hasta que no le paguen la que sirvió en 2003, sin obispos, pero con Camarlengo, Camps ha querido demostrar que el misterio lo pone él, igual que los nombramientos; que los tiempos los marca él y no la prensa, ni su grupo, ni su partido. Que los votos dan la legitimidad para gobernar, y cuando son más de los esperados, no solo dan legitimidad, sino también una especie de éxtasis político que permite hablar sin decir, hacer discursos de investidura más vacíos que la caja de la Generalitat, y entregar el Consell, a quien seguramente más rogativas ha hecho para que la gaviota dejara de serlo en la campaña electoral, y apareciera ante los electores como una humilde paloma, si no de la paz, que para eso ha de hacer muchos cambios de pluma todavía, sí del Espíritu Santo, guía no solo de la santidad a la que nuestros electos populares conducen, con paso procesional pero firme, al Pueblo Valenciano, sino también de ilusión y progreso, eso sí, por el camino del Bien que marca Cañizares y sus ministros en el Consell.
¡Acabáramos! Lo lamento por quienes después de votar el PP se sientan ya decepcionados, pero se veía venir, aunque haya que reconocer que engañaron bien y la fuerza de sus "propagandistas" tuvo éxito. Otros fueron menos astutos y fueron condenados a las tinieblas de la oposición.
Lo bien cierto es que Camps ha hecho un gobierno no paritario. Dice que la Ley no le obliga, luego en su voluntad política no está la paridad si no es por obligación, y las mujeres siguen siendo para él un sector y no la mitad de la sociedad. Para qué tanta foto electoral con mujeres y tanto hablar de su parte femenina.
Ha hecho un gobierno preelecciones generales, colocando un halcón en el control de la Ciudadanía, la Inmigración y la Cooperación, que podrá seguir pagando los compromisos adquiridos con "asociaciones" afines y contraer nuevos. Un poco de oro, porque no queda mucho en la caja, y bastante mirra, que simboliza en la epifanía el sufrimiento y la muerte futura, en este caso de las asociaciones que osen oponerse al "moderno" Consell de Camps, serán el regalo que el enviado de los tres Reyes-Vicepresidentes, el conseller Blasco, les va a traer
El Bien, en definición de los obispos más rancios, y la Caridad, también en sentido aún más rancio, ya saben, dar lo que te sobra, cobran fuerza y vigor de la mano de Cotino que, elevado a la categoría de Rey Mago del Bienestar Social, desde su vicepresidencia, y con la ayuda de la Obra, hace que la parcela más sensible de la política del Consell entre en el túnel del tiempo, camino del siglo XIX.
Es un camino bien estudiado, además de escrito: del poder de las obras al poder para la Obra. Pero la pregunta será conocer si la nueva obra, como las viejas, está marcada por los sobrecostes más abusivos. Amén.
Ya tenemos Consell, con novedades poco sorprendentes, con el abandono de quien quería simbolizar desde su trayectoria la Ciencia y la Universidad, con el desalojo definitivo de los últimos vestigios zaplanistas, que al menos eran más divertidos, y una fuerte presencia del Opus que, a pesar de no presentarse a las elecciones, las ha ganado sin que los que votaron PP sospecharan que su voto era algo más que un voto a la Formula 1.
Un presidente que está extasiado con su tremendo éxito, como un niño el día de Reyes, seguramente por eso ha nombrado a tres vicepresidentes. Tres reyes que nos traen muy poco oro, porque la caja esta vacía e hipotecada para varias décadas; mucho incienso, porque hay mucha adoración que hacerle al niño, si no queremos que se deprima; y mucha mirra, que simboliza las lagrimas y el dolor, que, sin duda, habrán de soportar los que menos posibilidades tienen de subsistir ante las dificultades, y quienes tienen sus ingresos ya esquilmados al máximo para pagar sus hipotecas, por no hablar de los que ni siquiera se atreven a suscribir una.
Del premio a García Antón, prefiero no hacer ningún comentario, la memoria de 43 valencianos y valencianas que ya no podrán opinar sobre este Consell, por usar el transporte público el día menos idóneo, me lo impide. El 3 de julio está demasiado cerca. Y eso no hay elecciones que lo hagan olvidar, ni Opus que lo pueda absolver.
Quizá alguno no sepa que el éxito también está entre las causas de mortalidad, al menos en lo que a política se refiere.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya era hora de que activaras de nuevo tu blog. Entre campañas y golpes electorales parecías abducido. No hace falta que publiques en prensa para colgar aquí tus artículos. Puedes hacer otros comentarios.
Enhorabuena por lo del Senado. Buena falta le hace un poco de dinamismo. Que lo que se pierde aquí se gane allí.
Saluditos
Noemí

Anónimo dijo...

Durante la campaña no te he visto en canal 9...,
Me encanta que hayas vuelto, hasta me he animado a escribir que nunca lo he hecho!!
Lo del senado no será una pre-jubilacion? No fastidies

Mi voto ha sido para ETA...como no he votado PP...

Un abrazo

Xavi (valencià de cor, que no pensa com Camps)

Anónimo dijo...

perelló, todo un transgresor en un cementerio de elefantes, como explicas esto a tus seguidores, es que ya no tenías fuerza de seguir peleando, o te has acostumbrado a la vida fácil

María de la O dijo...

Querido Andrés:

Soy la gitana de tu novela, esa a la que un día construiste a base de notitas en los bolsillos y en noches donde la creación venció al sueño (como no se madruga en las Cortes...)
Te escribo al blog para animarte a que escribas semanalmente. Es un buen ejercicio escribir de cara a la galería. Escribeme/escribenos una vez por semana y cuentanos qué es el Senado. Qué se hace. De qué se habla. Cuánto cuesta un café y de qué sabor son las mermeladas. Dinos de qué se debate fuera de cámara.
Como gitana tuya que soy, ayudame a no perder la fe en la política.

Un beso siempre.

Ahora, mientras te enfundas en tus camisas y pantalones de lino, mientras Madrid te abre los brazos y Valencia te sabe a hierba, déjame proponerte viudas blancas, hormigas negras y calles de Alcalá...

La sombra del becario;
el delantal de los domingos
de la gitana de tu libros.

La llave del sagrario;
la lengua viperina de
para los que engolan a diario.

Anónimo dijo...

ya era hora de que actualizaras. Me gusta como escribes... genial... ENHORABUENA POR SER SENADOR.

Anónimo dijo...

Hala, que ya ahn pasado tres meses!
A ver si nos desperezamos. Todos.
Yo personalmente he estado uno -un mes, quiero decir- de cabreo/reflexión; otro, de reflexión pura; y otro de descanso y desconexión total.
Hacía falta.
Ahora, como decía aquel, "Quin bon moment pere reprendre la nostra lluita!"
He oiso leido que contaréis con la reflexión aportación ciudadana para un gran proceso de análisis a finales de septiembre. Me alegro y me apunto.
Feliz regreso!!
jaume
El sapo

Anónimo dijo...

Viva San Escrivá

18 de Julio -VENCIMOS Y VENCEREMOS