domingo, noviembre 01, 2009

CONFIESO QUE SOY RADICAL

He decidido numerar mi escaño en el Parlamento Europeo con el número cien, como si fuera una extensión de las Cortes Valencianas desde el escaño que queda libre, y desde él mirar a la tierra en la que tanta vida política he consumido y comentar mis impresiones.
Desde aquí llama todavía más la atención el triste espectáculo que se vive, desde la más soez degradación, en la política valenciana. Para muchos, especialmente votantes del PP, unos con consciencia ideológica de lo que votaban, y otros desde la más absoluta irreflexión o descuido electoral, puede parecerles algo asombroso y no previsto. Para muchos otros, entre los que me encuentro, estaba escrito hace muchos años que la cosa acabaría así; me remito, si no a la memoria, que veces parecemos no tener, a los diarios de sesiones de les Corts que vale la pena repasar.
Hemos sido varios, con insistencia, los que advertíamos al PP, a Camps, y a los valencianos, que la opacidad y el secuestro de las cuentas públicas, eran la antesala de la corrupción y que ésta invadiría nuestras instituciones como una perversa y terminal metástasis. Así ha sido. La respuesta a la “Ofensiva por la Transparencia” de la que propios y ajenos parecen no acordarse, y de los plantones a las puertas del IVEX, CIEGSA, y otras empresas públicas fueron un intento vano de evitar lo inevitable. El “voto del Pueblo” les avalaba, decían, ( pues que aprenda el Pueblo a quien da su voto y luego no se llame a engaño) y éramos unos radicales, esa fue toda la respuesta del PP. Ahora cuando los ciudadanos empiezan a despertar y salen a la calle hastiados de tanta corrupción, y eso que no se ha conocido toda, vuelven a llamarnos radicales a los que hemos ido a esa manifestación, así lo ha dicho Cotino. Pues tienen razón. Si por pedir transparencia fui un radical, y por manifestarme contra la corrupción soy radical, debo admitir que soy una radical y así lo confieso. La transparencia está en la raíz de la democracia y la corrupción hay que cortarla de raíz antes que pudra a la democracia. Es cuestión de radicalidad, no cabe duda.

4 comentarios:

El Sapo dijo...

Gracias, Andrés. Gracias por tu escaño número cien -"encara que no posa en perill l'aritmètica parlamantària", que se apresuraría a apuntar un esforzado locutor del NT9-; gracias por estar. Gracioas por ser uno de esos independentistas. Y siguiéndote el juego, sí: también somos independentistas. Queremos la independencia: la de la política respecto a los amiguetes, la de la TV pública del poder, la del poder de la Iglesia, la de la sociedad civil de los gobernantes -qué vergonzozo es oir al presidente de AVA-ASAJA diciendo que CAmps es un "Sarkozy valenciano"- y la independencia, en lo posible, de los medios.
También ha dicho Gerardo Camps que eran "los mismos de siempre con otra pancarta". El análisis que hace Camps-II de los manifestantes, o bien demuestra que no es tan inteligente como se le supone, o bien que está tan enajenado como su tocayo. En todo caso muestran la misma falta de respeto -aunque Cotino asegure que no- de siempre. Pero también les daré la razón: espero que sigamos siendo los mismos de siempre. Si tenemos en cuenta de qué nos hemos quyejado desde hace años, no quda otra que seguir haciéndolo. Así que, a menos que alguien lo deje por imposible, tenemos que seguir siendo los mismos... y unos cuantos más.

Migue dijo...

Estimado Andres, no hace falta salir de España para sentir vergüenza del espectaculo que dan los Gürtel Boys. Por supuesto, estuve el sabado en la mani, que ha servido para poder reparar parcialmente lo que sentí el pasado 9 d´Octubre, que desde este año llamaré "El día de la Vergonya"; por la misma causa que en Cataluña en la Diada recuerdan la derrota que les costó els Furs, a nosotros nos costó la dignidad. Fue balsámico para mi, igual que para muchos que estuvimos ahí, solo por poder gritar a los que nos miran con estupor e incredulidad que en Valencia tenemos, al menos, eso. Dignidad.
Como dijo Gerardo, somos los mismos. Pues no señor. Yo no suelo ir. Pero esta vez, me hacía falta.
Y me dejo dormir mejor.
Salud y suerte. Micalet de l´Horta

Silviacas dijo...

Los comentarios de Camps y los del PP, tanto monta monta tanto, me recuerdan a una manifestación que asistimos años ha, por el encierro de Puig Antich y otros compañeros. El comentario que hizo Fraga Iribarne por aquel entonces de porras grises, fue que un grupo de maleantes quisieron enturbiar la paz que había en España. Y si, por supuesto yo también soy radical, así me han bautizado, y no me callo lo que son ellos, fascistas ladrones de la paz y el alma de los valencianos.
Pero Valencia despierta y nos ayuda a despertar a todos. Que el día de la manifestación fuera tanta gente y que estuvieran convocados por el movimiento FB sin que mediara ningún partido político les dolió en el higadito, de eso podemos estar seguros.
NO estuve sapo, porque vivo en Barcelona y aunque me hice el propósito de ir problemas personales impidieron mi asistencia. La próxima vez, porque habrá próxima, espero tenerlos solucionados para vivir ese canto a la libertad. Gracias por estar.

Mª Vicenta Lambies, buñolera como tu. dijo...

Hola Andrés!
Acabo de leer que plantearás en Estrasburgo el problema del Cabanyal.
No nos olvides!
El PP se libró de tí en València (vaya miedo te tienen), pero no dejes de defender nuestros problemas frente a la dictadura corrupta en que el PPCV ha convertido su mayoría absoluta.
Saludos!